Enter your keyword

La leyenda de Sant Jordi y el dragón

La leyenda de Sant Jordi y el dragón

“Cuenta la leyenda, que cerca de la villa de Montblanc había un enorme dragón que se había instalado a las afueras del pueblo. El dragón estaba causando estragos entre el ganado y atemorizando a todos los habitantes del pueblo.

En su búsqueda de alimento, cada vez se aproximaba más a las murallas, por lo que los vecinos tuvieron que buscar una forma de mantenerlo apartado. Decidieron darle comida, empezaron dándole de comer ovejas, cuando éstas se acabaron, siguieron con las vacas, y luego con los caballos. Ya no quedaba ningún animal en el pueblo, pero el dragón continuaba teniendo hambre.

Los vecinos no sabían que hacer para mantener apartado al dragón y no tuvieron más remedio que sacrificar a los propios habitantes. Metieron los nombres de todos en un puchero, también el del rey, y el de su hija, la princesa, y cada día una mano inocente sacaba un papel con el nombre de la persona que sería ofrecida como comida al dragón. Una tarde la escogida fue la princesa, el rey lloró y suplicó a sus súbditos por la vida de su hija, pero de nada le sirvió, ya que no era el único padre desconsolado. Así que la joven salió de las murallas y se dirigió hacia su triste destino.

Cuando el dragón se acercó a coger a la princesa, surgió entre la bruma un valiente caballero vestido de blanco, empuñando su espada. El caballero logró clavarla en el corazón del dragón acabando con su vida. De la herida del corazón salió un gran chorro de sangre que cayó al suelo y en aquel mismo instante, creció un hermoso rosal y de sus ramas brotaron rojas rosas. El caballero Sant Jordi, es así como se llamaba, recogió a la princesa y le dio una rosa.”

Visto en el calaix

Y por ese motivo el día de Sant Jordi la tradición es que los hombres regalen a las mujeres una rosa, y aprovechando que se celebra también el día del libro, las mujeres regalan un libro a los hombres.

Quiero compartir con vosotros un paso a paso para hacer vuestras propias rosas de Sant Jordi, ¡espero que os guste!

Material
4 papeles de 9x9cm
Palito para el tallo
Tijeras
Cola blanca
Palillo
Tinta

Paso a paso
1. Doblar los cuadrados por la mitad y volver a doblar por la mitad. Realizar un pliegue por la diagonal formando un triángulo
2. Dibujar un pétalo y recortarlo. Utilizar el primer pétalo como modelo para el resto de cuadrados
3. Una vez obtenidas las 4 flores, recortar de una la mitad, de otra 3 pétalos, de otra dos pétalos y de la última sólo un pétalo
4. Pegar las flores en forma de conos superponiendo los pétalos de los extremos. Con la ayuda de un palillo ir realizando dobleces en los pétalos para dar forma de pétalo de rosa. Pegar las distintas coronas formando una rosa utilizando el palito para el tallo
5. Con la tinta darle un poco de color a los pétalos … y ya la teneis!!!


Así queda nuestro rinconcito Sant Jordi, con productos de “Broches Las Petitonas”, “La manzana envenenada” y “Saboneta”, todos ellos productos artesanales hechos en El Prat.

FELIZ SANT JORDI!!!